miércoles, 15 de agosto de 2012

Ted (película)

El día 12 de agosto fui por segunda vez en una semana al cine, pero si en la ocasión anterior la película de elección fue Brave, esta vez el grupo con el que fui se decantó por Ted. He de confesar que no acudí precisamente con una gran ilusión, de hecho este film causaba en mí una sensación de indiferencia extrema, por lo que no es de extrañar que la película me sorprendiera gratamente. Espero que disfruten con esta nueva entrada.

Un oso de peluche... ¿orinando? Ya lo he visto todo, señores.
Ted es una comedia que narra la historia de un hombre inmaduro de 35 añazos y de su osito viviente, siendo este segundo una puerta enorme a los problemas. Por resumirlo de alguna forma, ninguna madre querría que este peluche fuese el amigo de su hijo: drogas, chicas y desmadre son las únicas palabras en las que dicho juguete se siente cómodo. Sin embargo, para su dueño llega un momento en el que debe tomar una decisión: o se queda con el oso y no madura nunca o escoge a su novia (a la que quiere bastante, eso sí) y sienta la cabeza. MÁS TÍPICO NO PUEDE SER, PERO BUENO.

¿Qué eligen los hombres, un buen amigo o una tía buena (para ellos)? Buena pregunta...
Todos sabemos ya cual sería el mejor final para este film de nada que empieza el nudo de la trama, y de hecho ese es el final que le dan a la película (no, no os sentiréis estafados ni nada de eso). No se preocupen, es algo bonito, todos estaremos contentos, que es lo que cuenta al fin y al cabo.

No me pondré a describir a los personajes porque creo que en una película de este calibre no vale la pena hacerlo, solo comentaré que como comedia que es no se centran demasiado en complicarlos: el típico hombre inmaduro, la más que típica novia responsable y carente de atención o el jefe capullo son solo algunos de los estereotipos que hallamos... lo más raro e indescriptible es el oso. Esto no evita que a cada momento sueltes una carcajada con las frases o actos de algunos de los personajes, que a veces se desmadran demasiado.

Aquí vemos al señor oso acompañado de chicas de compañía... sin comentarios, ¿vale?
Sin embargo, y aviso de ello, hay momentos en los que la película tiene algunas pinceladas frikis (como el momento de la aparición del actor de serie infantil o la lucha del pato y el oso). A los que no les gusten estas cosas mejor que no se gaste el dinero en ir al cine.

De hecho, creo que lo mejor de toda la película es el humor desenfadado que posee y las ocasiones en las que hacen alusión a actores o personajes ajenos a la trama (a ver quién es el listo que encuentra la de Belén Esteban), las cuales se nota que han sido preparadas solo por nuestro maravilloso doblaje en castellano. Es imposible que los americanos conozcan a ese ser, totalmente imposible... o eso espero.

¡Pero aguarden un momento! Hay algo en lo que creo que esta película la ha cagado y mucho, y me refiero, como no, a los antagonistas. La han cagado porque la historia se podría haber desarrollado perfectamente sin ellos, porque están puestos ahí por poner y porque son unos personajes demasiado estúpidos incluso para una película de este calibre. Simplemente son prescindibles, y todo personaje "importante" prescindible da pena señores, al menos a mí. Antagonistas tristes y sin importancia. FIN

La música, los decorados, la ambientación y todas esas cosas tan importantes, en esta película no valen demasiado que digamos, simplemente porque no son nada del otro mundo: es un film que se ambienta en la actualidad, en una ciudad moderna como otra cualquiera y con las típicas canciones que oímos hoy día. Con esto no le estoy quitando mérito al encargado de la ambientación, solo estoy diciendo que no es nada del otro mundo.

En fin, aquí acaba esta entrada en la que espero no haberles hecho demasiado spoiler (procuro no hacerlo). En mi opinión su nota es un 7, y para echarte unas risas con tus amigos no está nada mal. Si quieres pagar por ella en el cine o eres de los que se la descargan es para mí indiferente, solo te recomiendo que no estaría mal combatir las penas viéndola.

Muchas gracias por leer, y hasta la próxima entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada