lunes, 6 de abril de 2015

El viento se levanta

Hacía mucho tiempo que deseaba ver la última obra de Miyazaki, aunque he de confesar que no por la historia en sí sino por el arte que se nos ha mostrado en el resto de las películas de Ghibli.


En esta ocasión se nos cuenta la historia de Jiro, cuyo sueño es revolucionar la industria aeronáutica a en un periodo marcado por la guerra. Gracias a su integridad, su técnica y su gran imaginación, Jiro pronto se convierte en un referente en su campo. Aunque es evidente que no todo va a centrarse en aviones, también existe una vida personal rica en cariño pero marcada también por los retos que se nos suelen plantear a lo largo de nuestra existencia.


La trama en sí es buena, aunque al constituir una reseña histórica pierde un poco para aquellos que no somos fanáticos del género. Combinando esto con que, lamentablemente, no soy una erudita de la época, he de confesar que en algunas ocasiones no me enteraba de lo que se comentaba y di muchas cosas por sentado. Aquellos de ustedes que tengan más conocimientos del tema seguro que captan más detalles y matices, disfrutando plenamente de la historia.


Por suerte está plagada de momentos curiosos y personajes inolvidables, sello inconfundible de la compañía. Como nos tienen acostumbrados, no podemos decir que realmente haya "malos", y no encontramos más bien ante un drama en el que la vida golpea y la gente trata de mantenerse firme y vivir lo mejor posible. Además vemos personalidades específicas, aunque no limitantes, que hacen que la interacción entre los diferentes miembros de la película sea, cuanto menos, creíble.

¡Qué bonito es el amor...!
El final, sinceramente, es un poco abrupto. Te da una información clara y concisa (nada sorprendente), aunque muchas otras cosas las deja en el aire. Solo sé que la cara que se me quedó fue de "¿Ya está? ¿Termina así?". No sé, es como si le hubiera faltado algo y me dejó un poco insatisfecha.

Puede que algunos discrepen conmigo, pero sin duda la técnica de animación es digna de mención, con un toque muy dinámico y esas expresiones mizayanescas que tanto atraen al público en general, y a los seguidores en particular. En esta ocasión además se aprovecha para usar las últimas técnicas y eso se nota marcadamente en los paisajes.

A mí no me importaría visitar un lugar similar a este, a decir verdad.
Para irles resumiendo, "El viento se levanta" es una película conmovedora aunque a veces se hace aburrida por los tecnicismos y las divagaciones aeronáuticas. No es de lo mejor que ha dado el estudio Ghibli y, por tanto, no la considero una prioridad, pero está muy bien para pasar una buena tarde comiendo galletas y una taza de café.

Espero que les vaya todo bien y... hasta la próxima entrada.

2 comentarios:

  1. Me alegro que te haya gustado. La verdad que no está mal, pero a mi se me hizo bastante lenta en muchos momentos y un tanto pesada. Debe ser el tema que no es que me llame mucho. Muy buena entrada :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, continuaré trabajando ^w^

      Eliminar