jueves, 29 de diciembre de 2016

Animales fantásticos y dónde encontrarlos

Siempre he procurado ser sincera conmigo misma para poder serlo de forma más clara con los demás. A mí el mundo de Harry Potter y todo lo que lo rodea me gusta desde que leí el primer libro con 7 años, y esperaba que "Animales Fantásticos y dónde encontrarlos" fuese una película buena. Se ha quedado en algo más bien regularcilla, en un "quiero y no puedo" que deja un sabor agridulce desde el principio hasta el final.



La historia se centra en Newt (o Newton) Scamander, un mago inglés que viaja por todo el mundo documentando y rescatando criaturas mágicas. En esta película llega a Nueva York y, por una serie de circunstancias del destino, se le escapan dichas criaturas (las cuales lleva guardadas en un maletín que los propios bichos abren desde dentro, inteligencia 10) y debe intentar recuperarlas a todas antes de que la líen parda. 

Aquí viene la crítica. Tú tómate un par de chupitos, que los vas a necesitar, Newt.

La premisa del film a mí me parece más apta para una serie tipo "Pokémon" o "Dragon Ball" que para un largomtraje. Hay objetos/monstruos que debes ir coleccionando por ahí por el motivo que sea, y debes buscar pistas, lugares o personas que te ayuden en tu cacería. 


Sin embargo, y para lograr que un largometraje tuviese más sentido, le han metido con calzador otros temas. Entre ellos tenemos a Grindelwald, la presencia de un ente oscuro que asola Nueva York desde hace tiempo (se nombran un poquillo pero solo aparecen como dios manda al final), el hecho de que Jacob Kowalski se entere de que existe el mundo mágico... Y después tenemos a estos.

Otros que no se sabe qué rayos pintan hasta el final... esta peli es una caja de sorpresas.

Hay molestas ocasiones en las que se pasa de una escena a otra sin que parezca que exista una verdadera coherencia entre ellas y a pesar de lo interesante que pueda parecer el mundo mágico resulta un tanto repetitivo y predecible (Resumen: encuentran al monstruo, este les da problemas, lo capturan --> Eureka). El amigo con el que fui se durmió por esto mismo, pero cada uno tiene su propio aguante y juicio XD.

Intercalamos un par de partes en las que el ministerio de magia estadounidense mete las narices, le damos un toque misterioso con la panda de mormones de la foto anterior (humor negro, por si alguien no lo pilla) e incluimos escenas románticas entre estos dos:

Te dije que no te comieras toda la manteca. Mira cómo te has puesto.

Así es como se hace una película taquillera, sumándole desde luego que el dinero se vaya más que nada a los efectos especiales, lo que yo considero que es lo más elaborado y perfeccionado de todo el film. Y ahora es cuando empiezo a hablar de las cosas buenas, evidentemente.

Se supone que esto va de magia, ¿no? XD

No sólo los efectos especiales están curradísimos, la escenografía, el vestuario y la ambientación en sí mismos son impecables. Ello sin contar desde luego el diseño de los animales, innumerables horas de trabajo que dan resultados alucinantes. Les pondría la foto de todos ellos, pero tengo uno que se ha ganado un lugar especial en mi corazón.

Yo quiero mi propio Escarbato, otro "me lo pido" para estas navidades.

Como no, otro de los platos fuertes son las interpretaciones, altamente creíbles en todos los casos. Aunque el personaje de Newt no me hizo mucha gracia en sí mismo, eso no quita que Eddie Redmayne lo haya hecho muy bien, a pesar de que no le llega ni a la suela a su interpretación en "La chica danesa".

Como conclusión y colofón: "Animales fantásticos y dónde encontrarlos" es una película larga y medianamente entretenida, con personajes recordables y criaturas entrañables, pero nada del otro mundo. Resulta un tanto insulsa y uno no sabe por dónde cogerla o qué pensar siquiera cuando sale del cine. Bodrio, normalilla u obra de arte es algo que ustedes mismos pueden juzgar. Esta simplemente ha sido mi opinión.

Espero que les vaya todo bien. Nos vemos en la próxima reseña.

2 comentarios:

  1. Bueno... tú ya sabes lo que opino de esto. Para mí, una película soporífera sin gracia que no engancha ni consigue captar el interés en ningún momento; una forma de sacarle la pasta a todo el mundo (y todavía quedan 4 secuelas más... sin comentarios). Para fans de Potter y poco más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, en realidad es una sensación que nos dio a ambos cuando salimos del cine, aunque a mí el hecho de que está basado en el mundo de Harry Potter y un par de guiños a Hogwarts ayudaron a que me resultase menos aburrida.

      Además aparece el escarbato (L)

      Eliminar