lunes, 21 de diciembre de 2015

Precious

No pude evitar buscar puntuaciones de esta película para ir haciéndome una idea antes de verla. Lo que hallé en realidad fue un popurrí de números muy dispares entre sí, desde ceros por parte de personas que la consideran una bazofia hasta maravillosos dieces de los que se correrían encima.

Más confundida aún que antes de contemplar las valoraciones, me dispuse a visionar Precious de una vez por todas y a averiguar por mí misma cómo es realmente la película.


Destaca el hecho de que contiene elementos muy poco creíbles o demasiado exagerados para que uno pueda sentir verdadera pena por lo que ocurre. Pocas cosas hay más rebuscadas que esto:

Precious es una adolescente negra y obesa de Harlem. Fue violada en repetidas ocasiones por su padre, del cual tiene una niña pequeña con síndrome de Down. Como no fue suficiente con una vez, el muy cretino la ha dejado embarazada de nuevo.

Por si fuera poco su madre, lejos de defenderla de los continuos abusos de su progenitor, la maltrata, insulta y golpea por haberle quitado a "su hombre" y haberle dado "una nieta estúpida". Precious no sabe leer ni escribir y es expulsada de la escuela. A pesar de todo, la directora del centro la inscribe en una escuela alternativa para que intente encauzar su vida...


Si añadimos a esta sinopsis el hecho de que aparecen un par de problemas más por el camino, lo que yo no alcanzo a entender es cómo rayos no le pusieron que fuera a la guerra o que perdiera una pierna o bien que el padre volviera y violara a alguno de los nietos... Total, supongo que cantaba demasiado, ¿no? (SPOILER: lo de "Hala, toda la familia con SIDA" ya fue apoteósico).

Ya puestos, ¿por qué no le tiramos a Precious una tele en la cabeza desde una escalera? A ver si así aprende algo...

Podemos enfocarlo de dos maneras diferentes. La más optimista es que en realidad se trate de humor negro, una broma pesada del destino y un saco donde meteríamos todas esas situaciones que nos superan. Sin embargo podemos adoptar una actitud más pesimista, y es que la historia es una mierda que pretende pasar por un drama. Eso se lo dejo a criterio de todos aquellos que la hayan visto, aunque hay quienes incluso consideran que la historia es un verdadero drama y que es super profunda. En fin, para gustos colores y para...

He aquí una de las escenas TOTALMENTE INNECESARIAS de lo que imagina Precious cuando le ocurre algo malo en la vida real. Qué progre y visionaria es la película, OMG ¬¬

Lo que sí es verdad es que las actuaciones en general son muy buenas, destacando las de Mo’Nique y Gabourey Sidibe. A pesar de que es cierto que la historia me dejó a cuadros, he de reconocer lo evidente y es que el reparto escogido para la ocasión es el adecuado, y si sus personajes no parecen del todo aceptables es debido al guión y no al que lo interpreta.

Creo que la asistenta social hipotensa, que tantas risas provocó mientras visionaba la película, merece una mención especial.

Si hay algo que desconcierte más que la historia en sí eso es sin duda la banda sonora. Nos ponen la típica música black (algunas veces marchosa, otras gospel) con la teoría de que así nos meteremos más de lleno en la historia y tendremos una conexión astral y espiritual con Precious. Claro, como ella es negra y vive en un barrio marginal donde la mayoría de las personas son de raza negra y encima aparecen solo un par de caucásicos en el film (incluyendo a la hipotensa), todo apunta a que la música debiera ser de negros, ¿no?


Pues bien, la cagaron otra vez. Y es que la banda sonora, lejos de no ser la adecuada, es introducida en momentos aleatorios de la película. A lo mejor Precious está sufriendo (cosa habitual en ella, huelga decir) y de repente nos ponen una música disco-tecno-black que lo flipas tíah... no soy experta en el tema, pero muy acorde a la situación no es.

En resumen, "Precious" es una película con una trama demasiado rebuscada y, aunque es verdad que hay gente que ha dicho llorar a moco tendido y descubrir el sentido de la vida mientras la veía, ese no ha sido mi caso y lo máximo que he llegado a experimentar es incredulidad. La banda sonora y los fundidos de pantalla acrecentaron esa sensación de desconcierto más que aplacarlo.

Ante la gran disparidad de opiniones les recomiendo más que nada que la vean ustedes mismos y se formen una opinión personal. Gracias por leer y hasta la próxima.

4 comentarios:

  1. Discrepo bastante con tu opinión. Esta cinta hizo que se me encogiera el corazón en más de una escena, llegando a odiar a más de un personaje. Como bien dices las actuaciones son de lo mejorcito y a mí no me pareció tan exagerado (ya sabes lo que dicen de que la realidad supera a la ficción).

    Siento que no te haya gustado. Un abrazo y a esperar la próxima entrada :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es cuestión de gustos (como la inmensa mayoría de las cosas) XD

      Eliminar
  2. La imagen de la Asistenta tiene toda al hortera de: "Así que... ¿Qué se siente ser negra?" XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, la verdad es que no me lo había planteado así, pero ahora que lo dices y que miro su cara de nuevo... It´s true! OoO

      Eliminar